Fric Rot comenzará a producir en su planta de Rosario una nueva línea

 

Fric Rot empezará a producir en su planta de Rosario una línea pesada de amortiguadores que antes fabricaba en Brasil. La devaluación del peso y el cuello de botella en la producción que atraviesa la planta brasileña, motivó que el grupo estadounidense Tenneco -que controla Fric Rot-, decidiera realizar la transferencia de producción desde la fábrica de Brasil hacia Argentina para la línea Monroe Magnum.

“Se resolvió traer toda la fabricación de línea pesada, y producir en Rosario tanto para los mercados de Brasil, Argentina y Latinomérica. El tipo de cambio actual cambió la ecuación para poder exportar y como teníamos capacidad extra en planta, vamos a cubrir desde aquí necesidades de las marcas Mercedes-Benz, Scania, Volvo, Ford, Volkswagen e Iveco y todo mercado de reposición”, explicó Fernando Palasciano, gerente comercial de Fric Rot.

Actualmente el proceso de cambio está en la etapa de desarrollo de componentes y de herramentales internos necesarios para poder manufacturar esta línea en la sede Fric Rot en la zona sur de Rosario. Si bien ya se fabrica esta línea en Argentina, debido al incremento de aplicaciones y de volumen de producción se decidió hacer frente también a un cambio de tecnología interna para de esta manera adecuarse al estándar global de la compañía.

“El nuevo escenario cambiario nos permitió ser más competitivos. De esta manera, la transferencia de producción de Brasil a Rosario, nos va permitir triplicar las exportaciones a u$s20 M al año”, describió Palasciano y calculó que la planta, al final del proyecto contará con una capacidad ocupada del orden del 80 – 85 % aproximadamente.

Asimismo, en la filial rosarina de Tenneco cocinan planes de expansión con nuevos productos, con vista a incorporar nuevas aplicaciones en forma continua tanto para la línea leve como para la línea pesada.

En la planta que Fric Rot tiene en Rosario, se producen los amortiguadores para abastecer el mercado de vehículos originales y el de reposición nacional e internacional. El año pasado, el empresario completó una inversión de u$s4.3 M destinada a incorporar nuevas tecnologías y mejorar la productividad. Se compraron máquinas de soldadura, tornos de mecanizado, líneas de montaje; entre otras.

Share Button