Gerdau sale a buscar proveedores de chatarra para su nueva acería

La acería que Gerdau tendrá en Pérez está dando sus primeros pasos. Ya se están realizando trabajos de remoción del suelo y en pocos días más arrancará la construcción de las diferentes naves que tiene el proyecto, que demandará una inversión de $ 1.520 millones de pesos, y se prevé que estará listo en diciembre de 2015.

Además, en paralelo, la compañía empezó un proceso de búsqueda de proveedores para las diferentes demandas que tendrá la obra e inició un relevamiento de proveedores de chatarras, que será la materia prima que fundirán para producir la palanquilla con la que luego fabricarán barras, rollos de alambre, perfiles y clavos.

Luego de una recorrida por la actual planta de laminación de Gerdau —la ex Sipar— Fernando Lombardo, director Ejecutivo de Gerdau Argentina, brindó detalles de la nueva acería y los pasos que se vienen con este proyecto que generará más de 100 puestos de trabajo directo y 500 en forma indirecta.

Como la nueva planta industrial —que cubrirá una superficie de 34.000 metros cuadrados edificada en un terreno de 140 hectáreas— producirá palanquilla a partir de chatarra, la compañía está sondeando cómo acceder a una mayor cantidad de proveedores de esta materia prima.

Lombardo contó que están lanzando localmente un programa para el desarrollo de proveedores de chatarra que Gerdau ya implementó en Brasil, Chile, Perú y Uruguay y dio muy buenos resultados. “Se comenzó con un relevamiento de posibles proveedores en un radio de 150 km. a la redonda”, indicó el ejecutivo.

El trabajo tan anticipado tiene que ver con la informalidad del sector. En Sipar apuestan a regularizar esa situación para que le puedan vender directamente. A los chatarreros les permitiría evitar los intermediarios. A la empresa, asegurarse la materia prima.

Lombardo destacó que como se dejarán de importar las casi 300 mil toneladas de palanquilla anuales que demanda la planta de laminación de Pérez, se sustituirán importaciones por 1.200 millones de pesos.

La futura acería tendrá una capacidad de 650 mil toneladas. En Gerdau esperan concretar otro proyecto de inversión para una segunda planta de laminación. Es que el proyecto en marcha sólo permitirá la integración vertical de los procesos, no significará un aumento de la capacidad de producción de alambres, perfiles, mallas y clavos. Hoy la planta opera al 90 por ciento de capacidad en productos para la construcción.

 

Fuente: La Capital

Share Button