De qué se trata el nuevo convenio entre Fundación Cideter y AIM

Por Ignacio Villamil

 

El martes 16 de octubre en la sede de AIM ROSARIO se llevó a cabo la firma de un convenio marco de cooperación entre la fundación Cideter de las Parejas y AIM ROSARIO, a través del Centro Tecnológico Censabella.

 

Firmaron el Convenio por Cideter su presidente Osvaldo Giorgi, por AIM Rosario, su presidente, Roberto Lenzi, y el presidente del Centro Tecnológico José Censabella, Sergio Vacca.

 

Luego de la firma del convenio cronistas de Ideario Metalúrgico entrevistaron al presidente de Fundacion Cideter, Osvaldo Giorgi, quien manifestó: “Es un convenio para complementarnos unos con otros, en capacitación, experiencia y equipamientos.

 

¿Cuál es el propósito de la firma de convenio de Fundación Cideter con AIM?

 

Surgió esta idea de buscar cuáles son las potencialidades de cada uno, aunando criterios servicios, agregar prestaciones, traer actividades que en una región se desenvuelven con más afinidad que en otras. Me refiero a capacitar tecnológicamente a las personas que integran las empresas. En este sentido Cideter tiene una larga trayectoria y ha ampliado servicios en el campo, donde está la actividad de la maquinaria agrícola.

 

En la Fundación participa la Cámara  de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), las asociaciones provinciales de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Si ben la Asociación de Industriales Metalúrgicos no está tan dedicada a la maquinaria agrícola únicamente, pero sí a la metalúrgica en general. En definitiva, la raíz es la misma, somos todos metalúrgicos. Nosotros como Cideter tenemos una amplia comunicación con más de 700 empresas que pertenecen al sector de fabricantes de partes y maquinaria agrícola.

 

Creemos que tomando un poco las palabras del presidente actual de Adimra, hay que tratar de no duplicar esfuerzos, tiempos ni costos. Entonces un poco el sentido de esto es darle a las empresas y a las instituciones que estamos formadas la posibilidad que unas se nutran de otras en lo que mejor han sabido hacer, por eso la firma de este convenio.

 

Esto tiene que ser un puntapié inicial para Rosario con toda la región de la maquinaria agrícola, también involucrar a otras instituciones vinculadas a producción. Y en este sentido, estamos en conversaciones con el centro de Arteaga en Córdoba que sería un eje de dos provincias que están ocupando la actividad metalúrgica en el centro del país y tienen una gran y diversa actividad metalúrgica.

 

Sería bueno que este eje que se ha formado Cideter -Censabella se traslade y también forme con Córdoba un eje Tecnológico que nos sirva a todos y a todas las empresas.

 

La idea general es complementase entre el Cideter y el Censabella, intercambiar experiencias, servicios y equipamientos, ya que cada uno tiene un equipamiento que el otro no tiene y viceversa. Si bien está la distancia, hemos implementado en Cideter nodos de trabajo y estuvimos trabajando con las Varillas, Marcos Juárez, con 9 de julio en Buenos Aires, con los Toldos, con Junín, con el norte de Santa Fe. En vez de llevar la actividad a un lugar específico, se llevan los profesionales a determinadas zonas en donde se junta el personal de un grupo de empresas de la región y aprovechan mejor la actividad y todas esas disponibilidades de dinero que hay en organismos, empresas y en otras actividades que desean cooperar.

 

¿Ustedes integran la red de centros tecnológicos de Adimra?

 

No. Sí estamos próximos a dialogar para ver de qué manera Cideter se pueda sumar a esa red. Para incorporar a la misma lo que nosotros sabemos y que Adimra pueda aprovechar lo que nosotros tenemos en capacidad instalada, la llegada a más 700 empresas vinculadas al sector de la maquinaria agrícola.

 

¿Cómo se encuentra el sector de Maquinaria Agrícola?

 

Nuestro sector está como el país, la industria argentina no está en terapia intensiva, pero por ahí anda, algunos están más afectados que otros puntualmente dentro del sector de maquinaria agrícola, dependiendo el tipo de producto que fabrican están más afectados que otros.

 

La actividad agrícola es muy grande, hay distintas variables que pueden definir los niveles de producción, hay empresas que están bien y algunas muy mal, es muy dispar, no hay una heterogeneidad. Si bien a nivel general en la industria se ve una baja, es todo muy incierto y creemos que en el 2019 va a ser duro.

 

Con este convenio lo que tratamos es que la gente no pierda el entusiasmo y capacite a su personal, siga tomando nuevas tecnologías y ver de qué manera entre las empresas nos podemos complementar y fabricar cada uno una parte de un conjunto.

 

¿Hay una política industrial desde el gobierno nacional?

 

Por lo que se ve no, hay buenas intenciones, pero no está definida una línea de trabajo y en cierta forma todo este espacio que la industria argentina ha tratado de conseguir en estos últimos años hay que profundizarlo. En este sentido, Brasil nos lleva la delantera porque las empresas brasileras tienen mayor peso en el país.

 

Nosotros tenemos que aprender de ellos y no creo que los igualemos, ellos tienen más tiempo en esto. En Brasil tratan de que los políticos entiendan la problemática industrial y que los industriales sean escuchados para pelear la industria. No nos olvidemos que la industria es la generadora de trabajo y la que crea empleo. Ese engranaje, que es la industria, necesita a la gente, a los trabajadores y es la que permite que la gente se quede en su lugar. No solo ponerle un sueldo en el bolsillo sino generar capacidad, superación, que la persona se sienta útil.

 

¿Las altas tasa de interés golpean a la industria?

 

Sí, totalmente. Tenemos una economía en espiral que es una timba financiera. A esto sumémosle esta inestabilidad que tenemos en el país; es muy difícil. La última devaluación más la inflación junto con estas tasas de interés hace muy difícil vender, trabajar y pagar los sueldos, todo es muy incierto. Todavía no vemos las herramientas crediticias con reglas de juego claras y con tasas razonables. En muchos casos las empresas mueren si no tienen crédito. Con estas tasas de interés es muy difícil que alguien se preocupe por invertir o producir.

 

El ministro de Economía dice que bajando la inflación viene la calma y las inversiones, ¿Qué opinás?

 

La verdad es que yo no soy economista, pero si puedo decir que hay un mal humor y el no encontrar el camino también genera que hayamos llegado a esta situación. Si bien no la quiere nadie a esta crisis, existe y hay que ver cómo superarla. Y la única forma de superarla es tirando todos de un mismo carro en una sola dirección. Ya que, si tiramos en distintas direcciones, el carro no se mueve y empiezan los problemas.

 

Share Button