Ansa: herramientas para construir el presente y el futuro

En su programa de visita a empresas, AIM visitó de la mano de su director ejecutivo Matías Gorosito, la firma Ansa SA, con sede en la localidad de Pérez.

“El que no tiene ambiciones no crece, y nosotros tenemos muchas”, asegura sin dudarlo Hugo Giacomelli, apoderado de Ansa SA, y la frase que suena como un consejo, es una máxima que ha venido poniendo en práctica desde 2002 cuando decidió volver a empezar después de haber tenido que cerrar su anterior empresa tras la crisis de 2001.

A fuerza de mucha inversión en tecnología, hoy logró posicionar a su empresa entre las líderes del país en fabricación de herramientas para la construcción, e incluso hace un año y medio se abrió puertas afuera con exportaciones que realizan a través de un tercero y que aspiran a seguir reforzando. De hecho, se están preparando para participar en septiembre de una feria metalmecánica que se realizará en China, donde irán a ver qué otra tecnología pueden sumar a la producción.

Giacomelli no está sólo en la cruzada: Ansa (que es la unión de los nombres de sus dos hijas, Andreina y Samanta) lo tiene a él a la cabeza pero es en realidad una empresa familiar donde tanto su esposa como sus hijas, son engranajes fundamentales.

“Ansa nace en 2002 gracias a la ayuda de proveedores y clientes. Arrancamos y hasta el día de hoy no paramos. Siempre fue de mucha producción, año tras año fuimos creciendo, primero duplicamos, después crecimos 20%. No sentimos ninguna crisis, ni la del campo, ni nada, hoy estamos muy competitivos en el exterior y esperamos seguir así 10 años más”, contó el industrial.

“Fuimos agregando varios productos nuevos y eso nos ayudó. Todos los años agregamos 2 o 3 nuevos, y la marca se ha impuesto. Al que le vendo una hormigonera le vendo las palas, las llanas, los baldes, los motores, los rastrillos, etcétera”, relató.

Con la idea fija se seguir siempre creciendo, Ansa tiene entre manos un proyecto de empezar a incursionar en un rubro diferente al de la construcción: el bazar. “Nos queremos ir diversificando. Tenemos las maquinarias y hay capacidad ociosa y queremos ir implementado mercados nuevos”, anuncian.

Lo cierto es que de arrancar fabricando 50 hormigoneras mensuales, hoy ya producen 1400 y a eso se le suma una variedad de otros 30 productos. “Somos muy eficientes en precio y en calidad, y por eso el objetivo está cumplido después de tantas inversiones”, dicen orgullosos desde Ansa SA.

Share Button