Carlos Báez: “Tratamos de innovar todo el tiempo, no bajamos los brazos”

La Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) visitó la empresa Metalúrgica Báez, dedicada a la fabricación de herramientas y máquinas para la construcción, hormigoneras, carretillas, andamios, caballetes, entre otros.

 

La comitiva de AIM Rosario fue recibida por el titular de la empresa, Carlos Báez y su hijo Andrés. Después de intercambiar opiniones entre los directivos de la entidad y los responsables de la empresa, se efectuó una recorrida por la empresa. Al termino de la visita institucional, Ideario Metalúrgico dialogó con el titular de la empresa que lleva su nombre, Carlos Baez.

 

¿Cómo está la empresa?

 

Estamos incorporando nuevos productos, tratando siempre de innovar, no bajamos los brazos mas allá de la coyuntura económica, seguimos apostando a este país.
Esta es una empresa familiar. Yo soy la segunda generación y me acompaña mi hijo, que es la tercera generación de la empresa. Seguramente en el corto plazo pasará a maneja los destinos de la firma y en conjunto conmigo trabajaremos para seguir adelante en este nuestro emprendimiento.

 

¿Están desarrollando nuevos productos?

 

Sí, siempre estamos viendo que innovaciones le podemos incorporar a nuestros productos. Es por eso por lo que estamos fabricando nuevos modelos, estamos invirtiendo en matricería para mejorar los productos, actualizarlos. Como me enseño mi padre a no bajar los brazos pese a la coyuntura económica a la que no escapamos.

 

¿Trabajan para el mercado interno o están exportando?

 

No realizamos ninguna exportación. Todos estos años nos hemos manejado con el mercado interno, pero como está tan deprimido estamos viendo la posibilidad de exportar nuestros productos, tenemos precio y calidad. Esta es una posibilidad, lo estamos analizando ya que no tenemos experiencia en este tema. Nuestra marca está posicionada -principalmente- en el norte del país, y en el sur también. Vamos trabajando y haciendo nuevos clientes. Ahora lo que vemos, es que debido al alto costo que está teniendo la logística nuestros productos están perdiendo competitividad.

 

¿Cómo ves tu empresa de acá a cinco años?

 

De acá a cinco años veo a mi empresa creciendo en este lugar, ya que hemos comprado la casa contigua para ampliar la planta. Pero, si se da la posibilidad y hay créditos con tasas accesible, nos trasladaríamos a un parque industrial.

 

Ahora con las tasas tan altas no lo vemos posible. Porque nos pasa como a cualquier pyme, en la medida que empieza a crecer necesitas tener más espacio para trabajar y como nosotros tenemos un producto de gran volumen, necesitamos si o si contar con más espacio.

 

¿Cómo están trabajando ahora, qué capacidad productiva tienen?

 

Ahora estamos con una capacidad ociosa de un 40 %. Al estar tan deprimido el mercado interno no hay venta y pasamos de producir 400 maquinas a 40. Veníamos trabajando bien y este último tarifazo nos partió al medio. Igual que la paralización de la obra pública, teníamos pedidos muy interesante en cartera y los suspendieron. Estamos en un momento crítico, la estamos remando y a la vez no perdemos la esperanza que esto en algún momento termine y empecemos a producir a nuestros niveles normales.

 

Hasta mayo del año pasado veníamos trabajando bien, incluso hubo meses que hicimos horas extras y hasta llegamos a tener que empezar a dar trabajos afuera, porque había superado nuestra capacidad productiva. Estábamos al límite. Después vino esta primera devaluación y ahí comenzó la baja. El mercado se empezó a deprimir, el poder adquisitivo de la gente se cayó, las obras se paralizaron, la obra pública también se paralizo.
Y después de esos meses nunca se recuperó y llegamos a estos días y bueno estamos trabajando al 50% de nuestra capacidad. Igualmente, no vamos a bajar los brazos, estamos convencidos que esto se va revertir y queremos estar preparados, por eso apostamos a la innovación y creación de nuevos productos.

Share Button