Iturropse: “La primera máquina que hicimos aun está funcionando, y ese es nuestro gran activo”

El 1 de julio Iturrospe cumplió 65 años en el mercado fabricando siempre el mismo producto: máquinas hidráulicas. En la oficina de reuniones aun tienen colgado el plato del asado fundacional, como una muestra inquebrantable de que en esta empresa familiar se conservan los valores con la que fue fundada.

Empezó mi abuelo fabricando prensas, desde el principio hicimos siempre maquinas hidráulicas, según lo que pedía el mercado sumábamos guillotinas, plegadoras, todas a medida, ya que el diseño se arranca a partir de las piezas que trae el cliente. De hecho mi abuelo empezó porque un conocido le pidió una prensa hidráulica para hacer mosaicos, y ese fue el principio de todo”, recodó Mariano Iturrospe, integrante de la tercera generación que hoy conduce la empresa.

Así empezó, a unas cuadras de donde están ahora sobre Calle Córdoba al 4800, espacio al cual se mudan en el año 1956 y que con el correr del tiempo fueron ampliando, sumando superficie hasta llegar a los 5000m2 cubiertos que tienen hoy, en los cuales fabrican máquinas para todo el país, Sudamérica, EE.UU y Canadá.

“En los 60 ingresan mi papá, encargado de la parte técnica, y mi tío de la administrativa. Luego mi tío se abre y hoy acá estamos la tercera generación. Mi abuelo se mantuvo activo hasta mediados o fines de los 90, casi al mismo tiempo ingreso yo, de modo que convivimos las tres generaciones peor por muy poco tiempo”, contó Mariano. Como hito de la empresa Mariano recuerda un cambio fundamental que incorporó su padre y que fue la apertura de la compañía al mercado externo: Hoy hace 30 años que venden afuera del país, y es una de las claves que opera a la hora de mantener la empresa siempre de pie, aun en los vaivenes y las crisis más profundas que vivió el país.

“En el 86 mi padre decide empezar a trabajar consecuentemente con exportación, con el objetivo de ingresar a EE.UU y lo hace yendo a exposiciones, con una persona encargada de eso. Resultó muy bien y seguimos hoy. Estar en EE:UU nos abrió Canadá, México, y hemos vendido en Colombia, salvo una maquina que tenemos en Túnez, todo el resto vendemos en América”, comenta Mariano.

En los últimos años venían manteniendo un 35% de la producción destinada a la exportación, aunque aun recuerdan cómo en 2009 estar en esos mercados les significó un importante espaldarazo, ya que ante el freno en el mercado interno, lograron pilotearlo exportando el 90% de la producción.

Al día de hoy llevan algo así como 2000 máquinas fabricadas, un número del cual están orgullosos. A pesar de ese volumen, aun recuerdan una que fue un hito: una máquina de 250 toneladas de peso, que ocupó 13 contenedores y que exportaron a la fábrica más importante de trailers de Estados Unidos, un aparato de 25 metros de largo por 9 de ancho y 6 metros de altura, que ocupaba todo el galpón principal de la empresa.

A la salida internacional que le proporcionó la gestión de su padre, la de Mariano le
sumó eficiencia: “Siempre la idea es seguir trabajando en exportación porque eso nos da otro panorama, pero lo empezamos a hacer siendo más eficiente, estandarizando diseños, y mejorándolos”, comentó.

A la hora de hablar de un proyecto a mediano plazo, Mariano no duda: “Queremos ser más eficientes, ordenar detalles internos de producción y funcionamiento, esto nos va a permitir hacer otras cosas, otros productos, tener otros costos y apuntar a otros mercados”, finalizó.

Share Button