Martín Manes: “Incorporamos tecnología de punta todo el tiempo, apostamos a futuro”

Por Ignacio Villamil

 

La Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) visitó la empresa Metalúrgica Jorge Manes, dedicada la realización de servicios industriales metalúrgicos para terceros, especializados en transformación, corte y plegado de chapa.

 

La comitiva de AIM Rosario fue recibida por el titular de la empresa, Martín Manes, segunda generación de la empresa. El joven industrial comentó a la comitiva de AIM, cuáles son los problemas que están observando en la empresa actualmente.

 

“Primeramente tuvimos un descenso de trabajo y nuestra capacidad está ahora a media máquina. Las tarifas nos han dado un golpe muy duro. Igual seguimos trabajando y apostando a la industria argentina”.

 

Al término de la reunión, la comitiva recorrió la empresa, en donde Martín mostró las nuevas tecnologías de corte de láser que habían incorporado hace poco a la producción. En todo momento el industrial manifestó que no va a bajar los brazos y que seguirá con las inversiones previstas.

 

Al término de la visita institucional, cronistas de AIM ROSARIO, dialogaron con el titular de la empresa, Martín Manes. Enfatizando: “Nuestra empresa ya tiene 40 años de historia, en 1979 nos incorporamos al mercado de deformación de chapas con una premisa que mantenemos vigente: Mejor atención, servicio, calidad y precio como compromiso y objetivo.

 

Desde entonces, hemos crecido hasta lograr conformarnos como una de las empresas referentes de corte láser, plegado y punzonado de chapas y laminados, hasta alcanzar la estructura actual de Jorge Manes S.A, con una planta de 4800 metros cuadrados y maquinaria de alta tecnología, reconocida a nivel mundial”.

 

Martín, expresó: “Estamos incorporando nuevos productos, tratando siempre de innovar, no bajamos los brazos más allá de la coyuntura económica, seguimos apostando a este país. Incorporamos nuestra 4ta máquina láser de última generación y alta productividad, pudiendo cortar chapas de hasta 22 mm de espesor”.

 

Más allá del panorama que se conoce, “siempre estamos invirtiendo y viendo qué podemos mejorar, reinventándonos, estando siempre a la vanguardia con las maquinarias”, agregó.

 

“Hoy nos encuentra en este período muy recesivo con mucha disponibilidad de máquinas y con muchos proyectos a mitad de camino. En parte, ante la baja de actividad por la crisis, las empresas nos estamos reinventando en todo sentido, mantenemos el mínimo de nuestro personal operativo y en las mejores épocas llegamos a ser casi 90 personas”, detalló el empresario.

 

“Nosotros que damos servicios a las empresas, estamos viendo que no hay ningún sector que esté más arriba que el otro. Si hablamos del agro, lo que puedo señalar es que hace dos años que el sector viene cayendo. Frente a esta realidad fuimos buscando otros clientes de otros rubros y el agro hoy nos ocupa solo el 20% de la producción. En ese sentido nos hemos diversificado abriendo nuestra producción a otros sectores que necesiten nuestros servicios. Uno de los sectores que estaba traccionando era la Construcción, incluido la obra pública, que en los últimos meses también se frenó”.

 

“No vemos señales firmes-continuó-, es todo muy irregular, es difícil planificar algo en estas condiciones. Igual aceptamos este desafió y estudiamos todos los frentes que se abren. Ahora hay proyectos interesantes en Vaca Muerta, el Aeropuerto, Energías Renovables, Ferrocarriles entre otros que sin problemas podríamos proveer”.

 

“Estamos convencidos que esto va a cambiar, y queremos estar preparados, es por eso que continuamos con las inversiones proyectadas. No con la velocidad que nos gustaría, pero sin frenarlas del todo”.

 

Si bien no es el mejor escenario, “hemos invertido para mejorar nuestro servicio. Si hablamos de inversiones, concretamente el año pasado incorporamos dos máquinas nuevas de láser, una de 2 metros x 6 metros, con la diferencia que tiene el doble de potencia que las dos actuales. Esto nos permite cortar hasta una pulgada en láser y ganamos en velocidad sobre los espesores más habituales. La otra máquina también es láser, si bien es más chica, tiene muy buena velocidad en espesores finos y además permite cortar caños cuadrados, redondos, etcétera. Podemos cortar cualquier caño estructural, haciéndole boca de pescado y agujeros con mucha precisión”, afirmó Manes.

 

¿Cómo ves la empresa en el corto plazo?

 

Lo veo con ansias, con ganas de que se reactive la actividad para poder continuar con nuestras mejoras, terminar el nuevo layout de planta que diseñamos, seguir profesionalizando las áreas con asesoramiento externo. Generando todo un flujograma de proceso para poder tener total trazabilidad de todos nuestros productos.

 

¿Está proyectado, si se da la oportunidad, trasladar la planta?

 

Sí, siempre está sobre la mesa ese tema, no solamente por la ampliación en sí de metros cuadrados. Si no por una mejor logística interna. Lo bueno es que pudimos solucionar en parte este problema con la incorporación de 1.700 metros cuadrados que incorporamos sobre fin del año pasado, y que aun hoy estamos terminando de poner en marcha.

 

Respecto a este tema, contamos con un predio ubicado en autopista Rosario-Buenos Aires, de 4 hectáreas. El problema es que el predio no tiene energía y necesitamos contar con créditos a tasas razonables. Y no menor, contar con el apoyo de la EPE para que nos lleve energía para producir. La ubicación es muy buena, tenemos un muy buen acceso en la entrada de Rosario y la colectora esta pavimentada.

 

Hoy nuestra empresa está muy bien equipada con maquinarias de última generación láser que nos ha permitido dar ese salto de calidad. Esta tecnología está evolucionando cada día y se le agregan otras funciones que hacen más versátil la máquina, como la cortadora de caños y tubos. Ahora con las nuevas tecnologías podemos cortar inoxidable, aluminio o chapa galvanizada. Ya tenemos más de 10 años de experiencia y con 4 máquinas podemos atender casi cualquier demanda del mercado.

 

¿Qué es lo que distingue a Manes?

 

La velocidad de respuesta, la exigencia de la calidad, la potencia instalada que nos permite atender cualquier demanda a corto plazo.

 

¿La capacitación de personal es muy importante para que tu empresa evolucione?

 

Sí, hoy es fundamental capacitar y profesionalizar todas las áreas de la empresa tanto los mandos medios y superiores para que acompañen la gestión interna para mantener nuestros estándares de calidad y tiempos de entregas. Por esto los operarios que tenemos en planta tienen que estudiar y aprender a trabajar con las nuevas tecnologías. Felizmente hay voluntad en aprender, eso lo valoramos mucho, esto lo hacemos porque somos una pyme familiar. Esta empresa la comenzó mi viejo, ahora me toca a mí guiarla al objetivo que ideamos juntos aprovechando su experiencia y su empuje.

Share Button