Pascual D’Ángelo: “El sector de cromados se encuentra en caída libre”

En su habitual recorrida por las diferentes firmas asociadas, la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) visitó la empresa Cromados D´angelo, dedicada al tratamiento de superficies de metales, tratamientos de cromados, dorados, niquelados y cobreados.

 

La intención de estas visitas es conocer la situación del empresario metalúrgico y saber qué tipo de problemáticas le aquejan y de qué manera la entidad puede colaborar en su desarrollo y crecimiento.

 

En diálogo con AIM, el titular de la empresa, Pascual  D´angelo contó cuáles son los proyectos que tienen en carpeta, cuáles son las principales dificultades que están atravesando y qué perspectivas tienen de cara a este año.

 

¿Cuál es la situación actual de su empresa?

 

Mi empresa nació el 2 de enero del 69 y hasta el día de hoy estamos cromando. El problema es que el horno se prender muy poco por falta de trabajo. Hoy el mercado está peor que nunca, es el peor momento desde que tengo el taller, está todo muy mal, parado.

Igual, tengo esperanzas que en un par de meses se mueva un poquito más. Pienso que hay que esperar un par de meses para ver si cambia la política, porque si seguimos a este ritmo sin trabajo no vamos a tener futuro.

Hasta el 2001 se estaba trabajando  bien, después muchas piezas que tenían nuestro  tratamiento que eran cromadas, se empezaron a sustituir por la pintura en polvo  y el plástico en muchos casos. Lo que dijo es que muchas de las piezas que se hacían cromadas fueron reemplazadas por el plástico y la pintura.

El gas y luz aumentaron un montón, es terrible, así no se puede trabajar, Estoy manteniendo la fabrica a pulmon, como no hay trabajo a los muchachos lo hago hacer trabajos de pintura y limpieza. Prendemos el horno cada 15 días, juntamos piezas.

No nos dan los números para seguir trabajando así. El gas y luz aumentaron un montón es terrible así no se puede trabajar, estoy manteniendo la fábrica. Como no hay trabajo a los muchachos lo hago hacer trabajos de pintura y limpieza. Prendemos el horno cada 15 dias, juntamos piezas. No nos dan los números para seguir trabajando así. Ahora hace un año que viene bajando y bajando la actividad.

Yo estoy en condiciones de cromar cualquier pieza, partes de bicicletas, de motos, iluminación de autos antiguos,  paragolpes, la tasa. Cualquier cosa puedo hacer. Tengo  más de 50 años en la industria argentina,  siempre en la calle arijon, hemos tenido hasta 30 empleados trabajando se trabaja día y noche. A hora la realidad es otra en la empresa ahora somos 4  y no tenemos trabajo.

También hacemos el denominado cobreado, qué consiste en hacer un recubrimiento de cobre a las herramientas. Ya que si alguna vez a un operario se le cae la herramienta cuando está realizando algún trabajo, esta herramienta  al tener este baño de cobre no hace chispa y hay menos posibilidades de que se produzca un  incendio en la empresa. Esto del cobreado lo están exigiendo las ART a las empresas.

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que tiene que lidiar?

 

Cuando hablamos de obstáculos quiero remarcar que hoy tenemos una presión impositiva muy fuerte y un aumento de los costos fijos que son difíciles de manejar, porque no nos entra trabajo.

 

 

¿Planean realizar alguna inversión este año o qué proyectos tienen en mente?

 

Inversiones por el momento no tengo en mente ninguna y si hablamos de proyectos nuevos la verdad es que sin trabajo no se puede realizar ninguno.

 

¿Cuáles son las expectativas de cara a este 2019?

 

Mis expectativas son que no pierdo las esperanzas de que  esto se revierta para el beneficio  de todos y haya trabajo. En las actuales condiciones es muy difícil sostener una pequeña pyme.

 

,

Share Button